3 consejos para ver tu montaje con mayor objetividad

3 consejos para ver tu montaje con mayor objetividad

Ocurre a los pintores, a los escultores, a los escritores… Y también a los montadores de cine, vídeo y TV. Todo proceso creativo que implique comunicar, transmitir unas ideas de forma organizada y de acuerdo a unas intenciones narrativas nos lleva, a menudo, a perdernos en el profundo bosque que supone el propio proceso creativo. En este artículo te contamos 3 trucos que nosotros ponemos en práctica y te ayudarán a recuperar la perspectiva.

 

Seguro que te ha pasado: llevas varios días delante del ordenador completamente imbuido en la historia. Plano a plano, escena a escena, secuencia a secuencia. Habrás probado mil combinaciones de planos y re-editado una escena cien veces. Pero de pronto sientes que algo no va bien. Has perdido la perspectiva de la unidad, del todo, de ver la película como lo haría un espectador, de principio a fin sin interrupciones. Es normal.

Hay que tener en cuenta que montar una película o cualquier pieza audiovisual de larga duración lleva varias semanas de proceso. Al igual que escribir una novela o pintar un cuadro. Con frecuencia necesitas dar un paso atrás para contemplar todo el proceso en un solo vistazo, como harían tus espectadores, para corregir posibles arritmias o giros indeseados de algunas subtramas.

 

1. Date un paseo de al menos 15 minutos o más.

Este consejo puede sonarte obvio, pero te sorprendería la poca gente que cae en la cuenta de este detalle cuando están engullidos por el estrés y el caos de su proyecto. Cuando te atascas, en lugar de darte de cabezazos durante horas probando esto y lo otro, que por lo general no funciona nada, date un respiro. Para. Sal. Pasea. Piensa en otras cosas. Olvídate de lo que estabas haciendo. Cuando vuelvas seguro que verás las cosas con otra perspectiva y la solución (casi) se presentará sola. ¿Nunca te ha pasado que una noche te acuestas dando vueltas a un problema y a la mañana siguiente de pronto se te aparece la solución clara y cristalina? El cerebro también necesita descansar y desbloquearse. Descansa, despéjate. Y duerme al menos 8 horas.

 

 

2. Cambia tu perspectiva: literalmente

Llevas horas a palmo y medio del ordenador. Tus ojos están cansados y no ves más allá del marco del monitor. Levántate, ponte en la esquina más alejada de la habitación, o en el umbral de la puerta, como un espectador ajeno. Y prueba a volver a ver esa secuencia que tienes atravesada. Prueba otros puntos de vista desde la habitación; e incluso cámbiate de despacho o de localización. Si puedes llevarte la escena en tu portátil, prueba a visualizarla en otro entorno que te sea confortable y donde no tengas distracciones. A menudo cambiar de aires puede ayudarnos a ver las cosas con otra perspectiva (nunca mejor dicho).

 

3. No mires el timeline mientras visionas el metraje.

Lo sé, es casi inevitable echar un vistazo que otro al timeline, pero esto perjudica mucho nuestro sentido de la unidad. Si miramos al timeline, sabremos de forma consciente donde están los cortes, y por tanto, cuando aparezcan en pantalla, nos saltarán. Perderemos la fluidez y tendremos la sensación de no haber logrado ese “montaje invisible” de Griffith. Cuando toca visionar, yo suelo apagar el monitor del timeline para evitar tentaciones y distracciones; ponerme de pie un par de metros más atrás y centrarme en el monitor de previo donde se proyecta la secuencia a pantalla completa. Olvídate del trabajo que acabas de hacer y ponte en la piel de tu espectador.

 

Estos consejos te ayudarán a repasar el metraje con un punto de vista un poco más objetivo y refrescado, permitiéndote centrarte en los elementos que de verdad son importantes. Y recuerda que en Bezier Pixels somos especialistas en montaje y postproducción de cine, vídeo, publicidad y televisión. Si tienes un proyecto, consúltanos y te ayudaremos encantados.

 

Comparte este artículo si te ha gustado y, como siempre, gracias por leernos! ?

Please follow and like us:
Comments are closed